00 - Gemma
Medicina Deportiva

La inflamación envía un mensaje de auxilio a las defensas del cuerpo

La hinchazón normalmente no es considerada como algo positivo para cualquier persona con sentido común.

Sin embargo, la inflamación es realmente una parte vital del sistema inmunológico y un nuevo estudio sugiere que envía señales de auxilio para convocar a las células madre al rescate, al menos en el cerebro.

19396

La inflamación aguda tras una lesión es un proceso natural en el que ocurren una serie de procesos vasculares, bioquímicos y celulares con el objetivo de limpiar la lesión y reparar el tejido dañado.

Los antiinflamatorios tienen entre sus “víctimas” a las prostaglandinas. Las prostaglandinas se encargan de varias funciones, entre ellas la vasodilatación que permite que llegue más sangre a los tendones. Es decir, el uso de antiinflamatorios disminuye la presencia de prostaglandinas y esto es un problema para la irrigación de los tendones.

De la buena calidad de este proceso dependerá la buena calidad del posterior tejido reparado (fibra muscular, ligamento, tendón, hueso, etc.)

Se sabe que el tendón, de por sí, tiene muy poco aporte de sangre. Esta es una de las razones por las que sus lesiones tardan tanto en curar. Pero también se sabe que el tendón aumenta su circulación sanguínea hasta diez veces más a causa del ejercicio físico. Cuanto más ejercicio físico (y más intenso), mejor aporte sanguíneo tendrán nuestros tendones. Pero si el ejercicio físico es escaso o de poca intensidad, los tendones recibirán muy poca sangre y, como consecuencia, tendrán pocas opciones de repararse en caso de lesión.

Por este motivo será muy importante no inhibir este proceso con la toma de antiinflamatorios, sino controlarlo, disminuyendo los efectos molestos del mismo, así como del dolor, pero al mismo tiempo no interferir en los procesos bioquímicos y celulares que se producen en el foco de la lesión durante la fase inflamatoria para que posteriormente se produzca una regeneración del tejido de calidad y no un tejido de mala calidad (fibrosis), que tenderá a volver a romperse y lesionarse con gran facilidad.

Durante mucho tiempo se aconsejaba que para tratar lesiones había que descansar hasta que el dolor desapareciese. Pero James Weinstein del Dartmouth College de EE UU y varios destacados expertos en medicina deportiva dicen que está anticuado y es contraproducente. De hecho, señala Weinstein, cuando le hace una consulta una persona activa, normalmente le dice que siga haciendo ejercicio.

La idea, según estos traumatólogos y especialistas en medicina deportiva, es utilizar el sentido común. Si se tiene una tendinitis, un esguince en un músculo o un tendón por excederse, no hay que volver a entrenarse inmediatamente al mismo nivel. Si la lesión no es grave, es probable que el reposo prolongue la recuperación”.

El consumo de antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) para tratar los síntomas de una lesión puede dificultar la recuperación del tejido dañado.

Por ahora, los hallazgos son preliminares. Pero la investigación puede preparar el camino para obtener nuevos medicamentos que ayuden al cuerpo a sanar por sí mismo.

Según la coautora del estudio, la Dra. Samia Khoury, profesora asociada de neurología de la Facultad Médica de Harvard, los científicos anteriormente no comprendían el “diálogo” dentro del sistema inmunológico. “Contamos con el primer tipo de mapa para intentar distinguir las etapas desde la lesión inicial hacia la recuperación”, mencionó.

La inflamación sucede cuando el sistema inmunológico se precipita en tratar de sanar la lesión. En algunos casos, como sucede con la artritis reumatoide, la hinchazón puede causar inadvertidamente incluso más problemas al interrumpir las funciones del cuerpo.

En el nuevo estudio, Khoury y sus colegas provocaron en ratones cierta lesión cerebral similar a una apoplejía. Luego observaron cómo convocaron células madres al lugar de los hechos las áreas afectadas. “¿Cómo es que llegaron ahí? Esa es una pregunta que no se ha considerado”, señaló Khoury. “¿Cómo es que saben para dónde ir?”

Los investigadores reportan sus hallazgos en la edición de esta semana de Proceedings of the National Academy of Sciences.

Las áreas de inflamación enviaron una señal química de emergencia que convocó a las células madre al lugar de los hechos, comentó Khoury. Las células madres son esencialmente la carta comodín, que pueden tornarse en lo que sea requerido. El tema de mucha controversia en la investigación médica es de que aparezcan de forma natural en el cerebro. Una vez que se encuentran en el lugar de la lesión, “comienzan a transformarse en distintos tipos de células”, dijo Khoury.

De alguna manera, es como si una pieza de metal apareciera en una obra de construcción y se transforma en una llave o en un par de láminas, dependiendo de lo que los trabajadores requirieran en ese instante.

La señal de auxilio puede activarse tras el trauma de la lesión hacia el cerebro o los efectos de los trastornos como la enfermedad de Alzheimer, agregó Khoury.

El siguiente paso es averiguar cómo controlar dicha señal de auxilio. “Todos están interesados en cómo hacer que las células madre acudan al lugar indicado”, quizás mediante el uso de medicamentos, dijo Helen Blau, profesora de farmacología genética de la Universidad de Stanford.

Mientras tanto, los hallazgos “pueden indicarnos que la inflamación es beneficiosa en algunos casos y en otros no”, añadió Blau. “Incluso en el cerebro, no”.

Uno se pregunta sí esto será extrapolable a tendinitis, artritis y resto de itis en el ámbito deportivo. Según decía el profesor Arturo O byrne, decía que la homeopatía recogía lo bueno de la inflamación y desechaba lo malo, cuando se refería a usar moduladores de la inflamación y no antiinflamatorios. Es el caso de medicamentos como el árnica en todas sus presentaciones.

Prevención:

En el deporte no quiere decir que se tenga que sufrir inflamaciones porque sí, simplemente los riesgos están ahí y si no se está bien preparado pueden darse con más frecuencia.  Lo primero que se debe hacer es calentar, prepararse bien para la actividad y escuchar los síntomas del cuerpo para evitar esfuerzos a mayores. Las personas que entrenan más tienen menos peligros de inflamaciones porque su musculatura está ya preparada.

Referencias:

http://www.zaragozadeporte.com/Noticia.asp?id=2839

http://running.es/medicina-deportiva/los-antiinflamatorios-ayudan-o-perjudican#.WHyDrFPhCUk

http://www.dsalud.com/noticias/arturo-obyrne-no-se-justifica-usar-antiinflamatorios-tras-una-lesin/

http://elpais.com/diario/2007/01/16/salud/1168902001_850215.html

https://www.univadis.es/viewarticle/el-uso-de-antiinflamatorios-puede-dificultar-la-recuperacion-del-tejido-tras-una-lesion-119832?s1=news

 

About The Author