consideraciones_running
Medicina Deportiva, Medicina Preventiva

Algunas consideraciones sobre el Running (1)

Empieza la temporada de carreras, algunas de ellas de ultrafondo (véase la Madrid-Segovia), en las que se pone a prueba el cuerpo llegando a límites verdaderamente poco fisiológicos. Esto da lugar a que nuestro sistema defensivo y las reacciones metabólicas que se suceden puedan ocasionar patologías propias del evento, son las llamadas “infecciones oportunistas” que al detectar una bajada de defensas, ciertos virus se ensañan con el corredor, como es el caso del virus Epstein-Barr, el virus del herpes, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

– Para contrarrestar esta bajada debemos incorporar a nuestra alimentación en los entrenos el yogurt, ya que aporta unos micro organismos que ayudan al sistema digestivo a mantener una salud más equilibrada. El consumo de alimentos que contienen probióticos – bacterias amistosas – puede ayudar a mantener un equilibrio saludable de bacterias en sus intestinos.

Comer yogur es una excelente manera de proporcionar a sus intestinos con cultivos activos beneficiosos, tales como Lactobacillus acidophilus, que ayuda a prevenir la diarrea, trata el estreñimiento crónico y mejora la tolerancia a la lactosa en personas que sufren de intolerancia a la lactosa.

– La cafeína: es una sustancia que está presente, de manera natural, en multitud de productos que se utilizan en la alimentación. Algunos de los elementos más consumidos que contienen cafeína son: el grano de café, las hojas de té, el mate, el cacao y, por tanto, el chocolate y las bebidas de cola. También contienen cafeína algunas bebidas y productos específicos para deportistas y ciertos medicamentos.

Un mecanismo metabólico parece contribuir al inicio del ejercicio, cuando el consumo de cafeína aumenta las concentraciones de ácidos grasos libres en plasma y el uso de los triglicéridos intramusculares, y ahorra glucógeno muscular. Sin embargo, no es claro si el incremento de la oxidación de grasa provoca un ahorro del glucógeno muscular. El aumento en las concentraciones de epinefrina en plasma normalmente ocurre después de la ingestión de cafeína, pero no son esenciales para los cambios metabólicos que lo acompañan.

Cuando se estudian los efectos de la cafeína en el ser humano, es difícil identificar la fuente primaria del “estímulo” porque la cafeína suele aumentar la secreción de epinefrina y en el hígado también se metaboliza rápidamente a tres dimetilxantinas (paraxantina, teofilina y teobromina). Las dimetilxantinas pueden permanecer en la circulación por más tiempo que la cafeína y pueden enviar sus propias señales metabólicas (1).

En los deportes de corta duración: se libera calcio en las células musculares y esto produce una mejor y mayor contracción muscular. También al aumentar la capacidad sensorial y de concentración es ventajoso en las situaciones de salida de atletismo .

En los deportes de larga duración: se moviliza la liberación de ácidos grasos libres para utilizar como combustible, lo que supone ahorrar glucógeno que es el combustible que nos dará potencia en la parte final de la prueba y se evitará la pájara final.

– La carrera larga, lenta y continua es la esencia del entrenamiento para el corredor de fondo. Se realiza a una velocidad moderada y sirve para resistir más tiempo corriendo. Oxida totalmente el material energético: carbohidratos y grasas,  con gran rentabilidad, pero más lentamente. Los rodajes  favorecen la resistencia orgánica general, acostumbran al músculo a usar grasas como combustible y conducen a una rebaja en el pulso basal en reposo, con lo que el corazón se hace más eficaz en su trabajo.

Científicos británicos descubrieron que aquellos ciclistas que entrenaban a las 6.45 de la mañana obtenían mejores resultados que los que lo hacían por la tarde; además podían realizar un ejercicio más intenso y durante más tiempo. Uno de los motivos, es que por las mañanas la temperatura del cuerpo es sensiblemente inferior a la que tienes por las tarde.

Esto te permite mantener un esfuerzo más prolongado. El cortisol, una hormona que ayuda a metabolizar las grasas como combustible, es más activa por la mañana. Ello te ayuda a obtener una inyección de energía extra si entrenas a primera hora.

Correr en grupo

Ventajas: correr tras otros corredores, ayuda a mejorar el ritmo sin que notes mucho desgaste. Es más fácil adoptar un ritmo un poco por encima de tus posibilidades si vas en grupo, porque el ser humano instintivamente trata de seguir el ritmo y el movimiento de sus congéneres. Sin intentarlo, el hombre trata de imitar al resto del grupo. Si por el contrario se detectase alguna limitación, el ritmo lo impondrá el propio cuerpo.

Inconvenientes: En el argot deportivo se dice muchas veces esta reflexión: “En toda partida de póker hay un primo, si a la media hora no te has dado cuenta quién es, retírate“. Extrapolando la frase a las carreras en grupo, hay que señalar que en muchas ocasiones elegimos mal y sucede que el ritmo tranquilo del calentamiento, a la media hora se transforma en algo que puede ser agónico. En estos casos, nada mejor que correr en solitario, con o sin música y hacer el entrenamiento sin agobio alguno por tus propias sensaciones.

Referencias:

http://www.gssiweb.org/es-mx/Article/sse-60-cafe%C3%ADna-y-rendimiento-en-el-ejercicio

https://cuidateplus.marca.com/ejercicio-fisico/2019/05/20/como-evitar-mononucleosis-aleje-deporte-170135.html

About The Author