Medicina Preventiva

Cantar ayuda a rehabilitar la voz y retrasar su envejecimiento

cantar 1

Cantar es una de las mejores maneras que existen para rehabilitar la voz e, incluso, retrasar su envejecimiento, tal y como han puesto de manifiesto diversos expertos durante la jornada ‘Por una voz sana’, organizada por la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).

Y es que, la laringe, el órgano de la voz, puede sufrir diferentes trastornos como, por ejemplo, ronqueras, afonías o disfonías, producidas principalmente por los cambios bruscos de temperatura, aires acondicionados, ambientes secos, consumo de tabaco y alcohol, un mal uso de la misma o por las emociones.

Nuestras cuerdas vocales se componen de tejido especial que tiene que ser lo suficientemente flexible como para vibrar, pero lo suficientemente fuerte como para golpear cientos de veces por segundo. Es un sistema exquisito y una cosa difícil de replicar.

Contrariamente a lo que dice su nombre, las cuerdas vocales, en realidad, no son tales, sino unos pliegues ubicados en la laringe, con forma de pequeños músculos elásticos. Cuando se abren y repliegan hacia los lados, pasará el aire libremente, produciéndose la respiración. Pero si se juntan, el aire pasará entre ellos, produciéndose una rápida vibración, que comúnmente denominamos “sonido”.

cantar 2

Como se puede ver en el dibujo adjunto, se trata en total de cuatro pliegues: dos superiores y dos inferiores, siendo estos últimos los que realmente producen la voz.

Unos problemas que, a pesar de que son comunes entre la población general, no suelen estar bien tratados. De hecho, diversos estudios han mostrado que entre el 8 y el 10% de la población sufre trastornos de la voz durante el año pero la mayoría no se trata de forma adecuada.

Tener una voz sana significa tener unas cuerdas vocales sanas, pero cuando no se detectan pronto los problemas que pueden surgir las consecuencias ya son irreparables“, ha argumentado el secretario de SEORL-CCC, Mario Fernández.

En este punto, la logopeda Roxana Coll ha avisado de que los españoles y latinos son las personas que más problemas suelen tener con la voz debido a que la fuerza y rapidez con la que hablan dañan las fuerzas vocales e impiden al sistema funcionar correctamente.

Ahora bien, tal y como ha informado el miembro de la Comisión de Laringología, Voz, Foniatría y Deglución de la SEORL-CCC, Pedro Cabrera, son los niños (por sus gritos), profesores, cantantes y actores los que más suelen padecer trastornos en la voz.

La enseñanza es una profesión con un alto riesgo de desarrollar problemas vocales, de forma que los maestros tienen más del doble de problemas de la voz que las personas de otras profesiones. La voz es la herramienta principal de la enseñanza en clase y es a menudo utilizada durante largos periodos de tiempo y en entornos ruidosos.

La fatiga vocal es una queja común entre los profesores y una de las condiciones más debilitantes que pueden conducir a daños vocales. Los síntomas típicos incluyen ronquera, cansancio vocal, dolores musculares y notas perdidas o rotas. Sin embargo, todavía se está estudiando el mecanismo fisiológico real de la fatiga vocal y es a menudo difícil de diagnosticar con precisión la causa ya que las cuerdas vocales de los pacientes pueden tener un aspecto normal durante un examen.

Ante ello, una de las cosas que ayudan a rehabilitar la voz es cantar. El canto frecuente modera el efecto del envejecimiento sobre la mayoría de los parámetros acústicos, lo que explica que la voz de los cantantes permanezca más estable durante el envejecimiento que la de las personas que no cantan.

El canto es fundamental cuando hay partes del habla que están afectadas. Por ello, es importante trabajar la voz cantando porque ayuda a rehabilitarla“, ha apostillado la doctora en Ciencias Médicas, soprano y profesora de canto en la Escuela Superior de Canto de Madrid, Elisa Belmonte.

Asimismo, han destacado la importancia de evitar el alcohol y tabaco, no forzar la voz, carraspear o hablar durante más de 50 minutos seguidos, e hidratarse mucho, descansar, comer sano y realizar ejercicio físico de forma moderada.

Unos consejos que la actriz Nuria Espert ha asegurado seguir desde que empezó su carrera y que le ha ayudado a controlar la voz. “Las nuevas generaciones suelen tener una preparación vocal, pero cuando yo comencé a los 13 años no había. He padecido muchos cansancios a lo largo de mi carrera por tantas giras internacionales y nacionales que he hecho, pero el hecho de beber alcohol, no fumar y no gustarme salir por la noche me ha beneficiado a la hora de cuidar mi voz”, ha asegurado Espert.

De la misma opinión se han manifestado la mezzosoprano Marta Knörr y la experta en teatro musical Mamen Márquez, quienes, además, han avisado de la importancia de controlar las emociones, ya que estas repercuten directamente en la voz. Finalmente, todos los expertos han aconsejado acudir a un otorrinolaringólogo ante cualquier problema que aparezca en la voz para diagnosticarlo y tratarlo precozmente.

“Se trata del especialista que mejor puede explorar la laringe y diagnosticar todo tipo de lesiones que puedan afectarla para indicar un tratamiento adecuado. Lo importante es no dejarlo pasar y ser precavidos porque detrás de una afonía o disfonía duradera se pueden encontrar patologías potencialmente peligrosas que puedan comprometer en mayor medida nuestra salud“.

cantar 3

Consejos para docentes para cuidar la voz

Especialistas de la Unidad de Voz del Hospital de Manises aconsejan a profesores, ante el inicio de curso escolar, evitar el humo, el polvo, el carraspeo y respirar bien antes de hablar en las clases, entre otros aspectos. De esta forma se podrían eliminar patologías en la voz.

Estos expertos han preparado un decálogo con algunos consejos para que, tanto los maestros como el resto de la población, puedan seguirlos y evitar, así, la mayoría de problemas que se producen en la voz.

No hablar en ambientes ruidosos. Lo ideal es que el ambiente en clase sea lo menos ruidoso posible pero, en el caso de que sea inevitable, se deben buscar otras soluciones.

– Articular más de lo habitual, hablar claro y lento y, así, se evita repetir. En cualquier caso, no se debería hablar en un ambiente donde se superen los 85 dBs.

– No fumar. El tabaco es un factor irritante para la laringe y el humo del tabaco reseca las cuerdas vocales, lo que produce una inflamación de las mismas. “Esta inflamación no permite que las cuerdas vocales se junten correctamente y esto hace que cada vez se irriten más”.

– No hay que chillar ni hablar gritando puesto que es un comportamiento de esfuerzo vocal, sobre todo las personas que utilizan mucho la voz en el día a día, como los profesores, deben acomodar su uso a sus posibilidades reales para evitar esas situaciones”.

– Tampoco hay que hablar en exceso porque es un comportamiento de abuso vocal. Es cierto que en muchas ocasiones es inevitable, ya que el docente debe dar muchas horas de clase seguidas. Sin embargo, es bueno tener unos dos o tres periodos de descanso de 15-20 minutos al día o limitar las llamadas telefónicas los días de trabajo. En general, se debe intentar no hablar más de cuatro horas seguidas.

– Hidratarse correctamente. En concreto, los profesores deberían intentar beber más de dos litros de agua diarios para que la mucosa que recubre a las cuerdas vocales esté bien hidratada. Además, al contrario de lo que se piensa, los caramelos de menta, mentol o eucalipto resecan mucho más la garganta, “por lo que se deben evitar siempre que se pueda, ya que su efecto es totalmente contraproducente”.

– Descansar de forma adecuada; y respirar bien antes de hablar. Se debe intentar respirar bien para hablar e intentar no hacerlo con el aire residual que nos queda, ya que esto provocará sensación de ahogo y supone un comportamiento de esfuerzo.

– Evitar irritantes como el humo o el polvo. En este sentido, un elemento altamente nocivo para los profesores es la tiza. Por ello es bueno que los profesores intenten usarla lo menos posible y que, si lo hacen, borren la pizarra con un trapo húmedo en vez de un borrador, por ejemplo. De esta forma se puede evitar que el polvillo que desprende sea inhalado.

– No carraspear y realizar controles periódicos de la voz. La Dra. Barrios ha indicado que todos los profesionales que usen la voz para su trabajo deben ir de forma periódica al otorrinolaringólogo, foniatra o logopeda. De esta forma podrán mejorar sus capacidades vocales y someterse a un tratamiento en el caso de que detecten que una disfonía se mantiene más de 15 días sin que se deba a un catarro.

WEBS RELACIONADAS :

Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC)

https://www.univadis.es/viewarticle/los-trastornos-graves-de-la-voz-pueden-reflejar-inicios-de-enfermedades-neurologicas-154741?s1=news

https://www.univadis.es/viewarticle/la-funcion-pulmonar-puede-afectar-a-la-salud-vocal-de-las-mujeres-409897?s1=news

https://www.univadis.es/viewarticle/consejos-para-docentes-para-cuidar-la-voz-553468?s1=news

University of Wisconsin School of Medicine and Public Health

Science Translational Medicine

About The Author