Pediatría

La Fiebre

termometro 1

La elevación de la temperatura corporal por encima de 38ºC es a lo que los pediatras denominamos fiebre. Si la temperatura se mantiene entre 37-38ºC lo llamamos febrícula.

Esta elevación de la temperatura ocurre cuando los leucocitos (células de la sangre que nos defienden de las infecciones) actúan contra alguna infección (virus o bacterias). Estas células secretan a la sangre una serie de moléculas las cuales dan la orden al cuerpo humano de elevar la temperatura.

Tratamos al niño, no a la temperatura del niño

La fiebre es un mecanismo de defensa. No debemos temerla. Gracias a la fiebre se lo ponemos difícil a los virus. A la temperatura corporal normal, los virus campan a sus anchas en nuestro cuerpo, replicándose e invadiéndonos, pero si el cuerpo aumenta su temperatura fríe al virus.

La fiebre es una respuesta fisiológica que ocurre normalmente durante una infección. Un síntoma más, como los mocos de un catarro o la diarrea de una gastroenteritis.

La elevación de la temperatura tiene un papel en la defensa de las infecciones, ya que ayuda a destruir a los microbios que los provocan.

La fiebre además desencadena una serie de respuestas en el cuerpo de los niños como que el corazón lata más rápido, el niño respire a más velocidad, dolor de cabeza y muscular. Todos estos cambios no tienen trascendencia en un niño sano pero provocan disconfort e incomodidad.

La fiebre no provoca daño a los niños (ni en su cerebro ni de ninguna otra forma) y, parece evidente, que el tratamiento debe ir encaminado a mejorar la incomodidad que provoca.

Es decir, cuando administramos un antitérmico, lo hacemos con el objetivo de que los niños se encuentren mejor, si además desciende la temperatura pues fantástico, pero lo importante es observar como el niño se espabila, vuelve a comer y retoma el juego.

La administración de un jarabe a un niño para tratar la fiebre debe hacerse de forma individualizada.

A medida que la temperatura de la fiebre asciende es más probable que el estado general del niño empeora, lo que casi garantiza que haya que darle algo al niño para que se encuentre mejor.

Habrá niños que con 38ºC solo quieran estar en brazos de sus padres y otros que seguirán corriendo por el salón. En el primero la indicación para administrar la medicación es obligada mientras que en el segundo niño podríamos esperar. Si acaso, desabrigarlo un poco para que se encuentre más confortable.

De entrada, es mejor utilizar un solo antitérmico. Normalmente paracetamol cada 4-6 horas. Aunque si el niño es mayor de 6 meses y no tolera el paracetamol (por su sabor) se puede utilizar ibuprofeno.

Sólo en casos puntuales, en los cuales el niño se encuentre muy afectado por la fiebre utilizaremos los antitérmicos de forma combinada.

Por tanto, lo que te debe importar para decidir si le administras un antitérmico a tu hijo es el estado general y no el grado de temperatura de la fiebre.

Alternar el uso de paracetamol e ibuprofeno para bajar la fiebre?

Esta es una costumbre muy extendida entre los padres y también entre muchos compañeros pediatras.

Combinar varios medicamentos aumenta el riesgo de efectos secundarios por interacciones en el metabolismo y porque si combinamos varios medicamentos estamos más expuestos a confundirnos con la dosis.

El Paracetamol

El Paracetamol es antitérmico y analgésico y puede repetirse cada 4-6 horas. El 80% de los niños a los que se les da un jarabe de paracetamol reducen su temperatura en 1 o 2ºC. Sus efecto se suele empezar a notar a los 30-60 minutos y el máximo de acción a las 3-4 horas.

No dar paracetamol a un niño menor de 3 meses sin que lo haya revisado el médico.

No es recomendable utilizar antitérmicos para prevenir una posible reacción ante las vacunas

– En niños menores de 3 años, se recomienda dosificar la solución oral en gotas con el tapón cuentagotas que suelen incluir los envases de 30 ml.

– En niños de 3 o más años, se recomienda dosificar la solución oral en mililitros mediante la jeringa para uso oral que suelen incluir los envases de 60 ml.

– La dosis diaria recomendada de paracetamol es aproximadamente de 60 mg/kg/día, que se reparte en 4 ó 6 tomas diarias, es decir 15 mg/kg cada 6 horas ó 10 mg/kg cada 4 horas.

– La DOSIS MÁXIMA DIARIA (suma de todas las tomas)de paracetamol es de 80 mg/kg en niños con un peso menor de 37 kg, y de 3 g al día en niños con más de 37 kg.

Cómo tomar Apiretal

Para realizar el cálculo y obtener la dosis de Apiretal, deberemos saber que la dosis recomendada de paracetamol es de 60 mg/kg/días repartidos en 6 tomas, de este modo, serán 15 mg/kg cada 6 horas. Por ello, para calcular la dosis exacta, será necesario multiplicar 0,15 por el peso del niño.

Para la administración de 15 mg/kg cada 6 horas, la pauta es la siguiente:

Peso del niño Edad (orientativo) Volumen en ml mg de paracetamol Equivalente en gotas
Hasta 4 kg de 0 a 3 meses 0,6 ml 60 mg 15 gotas
Hasta 8 kg de 4 a 11 meses 1,2 ml 120 mg 30 gotas
Hasta 10,5 kg de 12 a 23 meses 1,6 ml 160 mg 40 gotas
Hasta 13 kg de 2 a 3 años 2,0 ml 200 mg 50 gotas
Hasta 18,5 kg de 4 a 5 años 2,8 ml 280 mg
Hasta 24 kg de 6 a 8 años 3,6 ml 360 mg
Hasta 32 kg de 9 a 10 años 4,8 ml 480 mg

→→→ Para un cálculo directo, también puede multiplicarse el peso del niño en kg por 0,15; el resultado son los ml de Apiretal a administrar

El Ibuprofeno

El Ibuprofeno, además de antitérmico y analgésico, es antiinflamatorio. Se puede repetir cada 6-8 horas, y al igual que el paracetamol, desciende la temperatura corporal 1-2ºC a los 60 minutos con un máximo de acción a las 3-4 horas.

La mayoría de las asociaciones de pediatría recomiendan el empleo de paracetamol como primera opción para tratar la fiebre. Sin embargo, puede estar justificado utilizar el ibuprofeno en algunos casos como primera opción (sobre todo cuando se busca además un efecto antiinflamatorio).

Ambos fármacos tienen efectos secundarios aunque son raros. La mayoría de estos efectos no deseados están relacionados con un mal ajuste al peso del niño o por un error al administrárselos. Por ello debes pedir a tu pediatra que te especifique qué dosis debes dar a tu hijo y con qué intervalo.

Recordad que el Dalsy que no debe ser utilizado en menores de 3 meses (aunque no solemos utilizarlo hasta los 6 meses)

No se recomienda el uso de IBUPROFENO en niños menores de 3 meses.

– Los jarabes comercializados están disponibles en dos concentraciones: 20mg/ml (2%) ó 40mg/ml (4%). En función de esta concentración el volumen a administrar será diferente.

– La presentación de Ibuprofeno 40mg/ml (4%) es la más apropiada para niños con mayor peso (más de 30 Kg.)

– La dosis diaria recomendada es de 20 a 30mg/kg de peso, repartida en 3 ó 4 tomas.

– El INTERVALO ENTRE DOSIS dependerá de la evolución de los síntomas, pero nunca será inferior a 4 horas.

– La DOSIS MAXIMA DIARIA (suma de todas las tomas) de ibuprofeno es de 40 mg/kg de peso en niños con peso menor de 40Kg y de 1600 mg en niños con más de 40 Kg.

Nota: 1 cucharadita nivelada equivale a 5 mL y 1/2 cucharadita equivale a 2,5 mL. Ibuprofeno en gotas: Las gotas de ibuprofeno infantil vienen con una jeringa medidora. Dosis para adultos: 400 mg. Frecuencia: Repita cada 6 a 8 horas, según sea necesario.

 Cálculo de la dosis de paracetamol e Ibuprofeno:

https://medicamentos.sanidadmadrid.org/MedicamentosPediatria/CalcularDosis.aspx

http://www.dalsy.com/para-tu-tranquilidad/dalsymetro/

http://www.mipediatraonline.com/dosis-de-dalsy-en-ninos/

El metamizol

Llamado comercialmente Metalgial, tiene varias propiedades: es analgésico (quita el dolor) y antitérmico (baja la fiebre). No tiene efecto antiinflamatorio.

Se suele utilizar en casos de fiebre alta que no responden a otros antitérmicos de uso más habitual como son el Apiretal (paracetamol) o Dalsy (Ibuprofeno)

La dosis de Metalgial

La dosis habitual que se utiliza para el metamizol es de 25mg/kg/dosis. La concentración de la solución de Metalgial contiene 500 mg por cada ml. Así que daremos 0,05 ml por cada kg del niño. Desde el punto de vista práctico es imposible medir estas cantidades tan pequeñas, pero hay que saber que en este medicamento 20 gotas equivalen a 1 ml. Si hacemos cálculos con gotas la dosis sale redonda: 1 gota por cada kg.

Es decir, un niño de 10 kg → 10 gotas, un niño de 20 kg → 20 gotas, …

Recordaré que no debemos agitar en envase para que gotee, hay que esperar unos segundos hasta que gotee la primera gota.

El metamizol puede ser utilizado a partir del año de vida.

“Hay que recordar que la fiebre no es una enfermedad, sino una respuesta defensiva y que el tratamiento de la fiebre está orientado a aliviar el malestar”

PÁGINAS RELACIONADAS:

https://dospediatrasencasa.org/2018/01/25/debo-alternar-paracetamol-con-ibuprofeno-la-respuesta-es-no/

http://seup.org/pdf_public/hojas_padres/fiebre.pdf

https://www.aepap.org/sites/default/files/decalogo_de_la_fiebre_folio_.pdf

Los termómetros inteligentes pueden predecir la evolución de la gripe antes que los sistemas de vigilancia epidemiológica

 

 

 

 

 

 

About The Author