Coronavirus, Medicina Preventiva, Pediatría

LA GRIPE AFECTA CLÍNICAMENTE MUCHO MÁS QUE EL CORONAVIRUS EN ESPAÑA

virusgripe
Cada año el SNS atiende más de 950.000 casos de gripe confirmada en laboratorio.
Clínicamente la gripe afecta mucho más que el coronavirus en nuestro sistema de salud. El problema es que se está olvidando por el impacto del coronavirus

Las cifras aumentan cada día que pasa. El brote de coronavirus originado en la ciudad china de Wuhan ya ha causado 490 fallecidos entre los más de 24.000 infectados, la gran mayoría en China. Sin embargo, en España tan solo se ha registrado un caso de infección por coronavirus que permanece aislado y asintomático en el Hospital de La Gomera.

Frente al coronavirus 2019-nCoV, el impacto clínico que tiene la gripe en nuestro país es mucho mayor. De hecho, cada año el Sistema Nacional de Salud (SNS) atiende más de 950.000 casos de gripe confirmada en laboratorio. Son datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España (SVGE) que destacó el Dr. José María Eiros, director del Centro Nacional de Gripe de Valladolid, durante un desayuno informativo organizado por la Fundación de Ciencias de la Salud.

Dr. Eiros: “Clínicamente la gripe afecta mucho más que el coronavirus en nuestro sistema de salud. El problema es que se está olvidando por el impacto del coronavirus”

Sin duda, clínicamente la gripe afecta mucho más que el coronavirus en nuestro sistema de salud. El problema es que se está olvidando por el impacto del coronavirus”, aseguró el experto. En cuanto a ese impacto, el Dr. Eiros, que también es jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Rio Hortega de Valladolid, insistió en que “no hay que alarmar en demasía. Sí hay que mantener la atención en un foco que procede de un país con unas peculiaridades como es China”.

El impacto de la epidemia de gripe en España durante la temporada 2018-2019 ha dejado 490.000 casos leves estimados en atención primaria (AP) y 35.300 hospitalizaciones con gripe confirmada, según publicó el SVGE. Además, en la pasada temporada se produjeron 2.500 admisiones por esta patología en la UCI y 6.300 muertes atribuibles a la gripe. En este sentido, el Dr. Eiros recordó que, más allá del impacto mediático del coronavirus, “la gripe no es ninguna enfermedad banal, mata a personas a diario. Algo que afortunadamente no ocurre con el coronavirus”.

En la pasada temporada se produjeron 2.500 admisiones en la UCI y 6.300 muertes atribuibles a la gripe

Según los informes emitidos por el SVGE, la letalidad observada en pacientes hospitalizados por gripe confirmada en las temporadas 2010-11, 2011-12 y 2012-13 fue del 12,3%, 8,2% y 10,4%, respectivamente. La mayor mortalidad se produce en pacientes con enfermedades crónicas o ancianos.

Vacunación para prevenir y salvar vidas

Mientras científicos y laboratorios de todo el mundo trabajan para encontrar una posible vacuna que frene el brote de coronavirus 2019-nCoV, en España la tasa de vacunación frente a la gripe sigue siendo baja. En este sentido, el Dr. Eiros comentó que “aunque tenemos la vacuna antigripal, solo colocamos una de cada tres vacunas. Es decir, solo se vacuna al 32% de la población cuando se da un contexto de pandemia. Esta realidad preocupa y debe preocupar a las autoridades sanitarias y a la sociedad”.

impacto-gripe-2018-2019

Sólo se vacunan frente a la gripe 4 de cada 10 profesionales sanitarios, tanto en hospitales como en AP

En la temporada 2018-19 la vacunación antigripal en mayores de 64 años previno el 20% de casos leves; el 11% de hospitalizaciones; el 40% de admisiones en la UCI y evitó el 38% de las muertes atribuibles a esta enfermedad. Sin embargo, solo se vacunó de la gripe el 54% de los mayores, según los datos del SVGE.

Además, con respecto a la vacunación entre los profesionales sanitarios, las cifras no son nada alentadoras. “La tasa de vacunación todavía es de un 34%. Solo se vacunan frente a la gripe 4 de cada 10 profesionales sanitarios, tanto en hospitales como en AP”, indicó el microbiólogo. El dato preocupa, y mucho, ya que la vacunación anual es la principal medida preventiva frente a la gripe epidémica y su eficacia alcanza entre el 50% y 80%.

Dr. Eiros: “Si no nos vacunamos, nosotros mismos podemos ser agentes de infección. Es muy duro saber que puedes infectar a tus pacientes”

Sobre este aspecto, el Dr. Eirós comentó que la vacunación antigripal debería ser obligatoria para el personal sanitario. “Hay que tener en cuenta el riesgo al que sometemos los profesionales sanitarios a pacientes ingresados en la UCI o a pacientes oncológicos inmunodeprimidos. Si no nos vacunamos, nosotros mismos podemos ser agentes de infección. Es muy duro saber que puedes infectar a tus pacientes”, concluyó el experto. De ahí, la necesidad de que los profesionales sanitarios estén sensibilizados sobre este aspecto y, por tanto, se vacunen.

La epidemia de gripe de este año se ensaña con los niños

Clases medio vacías y consultas pediátricas llenas marcan una temporada con casi un 20% más de casos infantiles. Los expertos tranquilizan y auguran una bajada inminente.

La epidemia se está ensañando en las últimas semanas con los niños, que siempre suelen ser el grupo con más casos, si bien no los más graves. Este año, a falta de que concluya la temporada y se cierren los datos, la incidencia en menores de 14 años está siendo aún más acentuada.

Las últimas cifras del Sistema de Vigilancia de Gripe (SVG) del Instituto de Salud Carlos III, publicadas este jueves muestran las cifras más altas desde que comenzó la epidemia —el pasado 9 de enero—, 271 casos por 100.000 habitantes. En niños de entre cero y cuatro años, se supera los 800, y entre los menores de 15 años, los 700. La curva de subida es muy parecida a la del año pasado, pero si se compara el pico de 2019 con las cifras más altas de este año (de momento, las correspondientes a la última semana) se comprueba que en la población general ha subido un 6% y mientras que el incremento del porcentaje en niños es el triple.

La situación está repercutiendo tanto en colegios como en las consultas médicas. Irene Maté, pediatra de la Comunidad de Madrid, explica que ella y sus compañeros han notado una sobrecarga de trabajo que no está siendo suplida con más profesionales en este nivel asistencial. “Por lo que vemos, creo que este año entre los niños no está teniendo síntomas muy graves, pero están durando mucho, con fiebres que se llegan a prolongar siete días, los padres lo traen dos o tres veces en un mismo episodio, lo que colapsa las consultas”, explica la doctora.

Pese a todo, “entra dentro de lo normal”, asegura Amparo Larrauri, coordinadora de Epidemiología del SVG. “Las últimas semanas ha comenzado a proliferar más entre niños porque la epidemia se inició con mayor presencia de la variedad A (H1N1) y ha ido creciendo la de la B, que suele afectar más a los niños de edad escolar”, explica esta especialista, que prevé que en próximas semanas comenzará a remitir. En Estados Unidos es la primera vez en casi tres décadas que la B es predominante, lo que está causando una gran epidemia entre los menores. En España, como viene sucediendo en los últimos años, comienza con altas tasas de infección del A, y el B se va abriendo poco a poco paso a medida que avanza la temporada. De momento, sin embargo, no es mayoritaria, como sucede en EE UU.

Cepas conocidas

La explicación de las clases medio vacías es que las variedades del virus de la gripe que circulan son conocidas por los adultos, que ya han desarrollado defensas para ellas. “Sobre todo afectan a niños porque no están preparados y el virus ataca antes a quien puede”, asegura Iván Sanz, responsable Científico y de Vigilancia Virológica del Centro Nacional de Gripe de Valladolid. Insiste en que la extensión de la epidemia en los pequeños no es extraordinaria. “La gripe es una enfermedad de niños que mata a los mayores”, añade este experto. Aunque los menores, con un sistema inmunitario en plena adaptación, son más propensos a contagiarse, los ancianos o las personas con patologías previas, cuando lo padecen, tienen más riesgo de mortalidad.

Todavía es pronto para conocer la letalidad de este año. Sanz prevé que no será muy alta al final de la temporada (suele estar algo por encima del 0,1%, alrededor de 6.000 fallecimientos, en su gran mayoría en personas por encima de los 60 años) precisamente porque los virus que circulan son conocidos. Además, coinciden con las cepas con las que se han hecho las vacunas, algo que no siempre ocurre, puesto que se fabrican en torno a predicciones que en ocasiones fallan, como sucedió hace dos años.

“Cuando prolifera la cepa H3, que lleva circulando desde 1968, sube la mortalidad de las personas mayores. Se habla del concepto de pecado natural antigénico: la primera gripe que afecta a una persona la marca para siempre, queda especialmente protegida. Es una idea que requiere todavía mucha investigación, pero que gana aceptación científica”, continúa Sanz. Esto explicaría esa mortalidad en personas mayores cuando prolifera esa variedad, ya que no existía cuando eran pequeños y no se habían expuesto a ella.

Falta de consenso para vacunar a los más pequeños

La vacunación contra la gripe en niños no está en el calendario vacunal español ni el de las comunidades autónomas, pese a que lo recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Un tercio de los países de la Unión Europea ya lo está haciendo y yo creo que el futuro de España irá por ahí”, señala Javier Álvarez Aldeán del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP).

En Reino Unido, por ejemplo, se incluye en el servicio de prestaciones sanitarias desde 2019 para los pequeños entre dos y 10 años. “Brinda protección directa a los niños, ayudando a prevenir una gran cantidad de casos de gripe; además, aporta una protección indirecta al reducir la transmisión de niños a otros, a adultos y a aquellos en los grupos de riesgo clínico de cualquier edad y evitando casos de gripe severa y muertes relacionadas con la enfermedad en adultos mayores y personas con factores de riesgo clínico”, explica el departamento de salud británico.

En España no existe un consenso entre los especialistas para aplicar esta medida, puesto que requeriría una vacuna cada año que no es del todo eficaz y que supondría un enorme desembolso económico para las arcas del Estado. Por el momento, sí se deben vacunar los niños que tienen ciertas patologías previas o que están en contacto con personas de riesgo en sus familias.

Japón hizo una campaña de vacunación escolar en 1977, lo que hizo disminuir la incidencia de forma notable, según apunta Enrique Bernaola en un estudio. “Lo que es aún más relevante, disminuyó la mortalidad global en Japón por cualquier causa. Esta campaña se suspendió al cabo de 10 años y la cifra de mortalidad global relacionada con la gripe aumentó de forma significativa”, explica. Una de las razones del abandono fueron los efectos adversos de las vacunas, que, aunque son muy escasos, al vacunar a una población muy grande sumó casos que generaron rechazo social a la inmunización.

FUENTES:

http://isanidad.com/154690/la-gripe-afecta-clinicamente-mucho-mas-que-el-coronavirus-en-espana/

https://elpais.com/sociedad/2020/02/05/actualidad/1580924567_852972.html

PÁGINAS RELACIONADAS:

https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-esta-region-espanola-mas-gripe-202002071123_noticia.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.es%2F

https://www.enterat.com/salud/virus-gripe-espana-sintomas-tratamiento.php

 

About The Author