Medicina Deportiva, Medicina Preventiva

Cómo poner el sistema inmune a punto y en forma

IMG-20211109-WA0021

El sistema inmune es nuestra armadura frente a las agresiones externas que sufrimos en nuestro día a día. Está especializado en identificar agentes ofensivos y anularlos o destruirlos.

Saltan las alarmas: la infección por SARS-CoV-2

Empecemos por el principio. Los virus son parásitos obligados, lo que implica que necesitan infectar una célula para reproducirse.

Esto se debe a que su material genético (esa especie de enciclopedia que contiene toda la información sobre un ser) contiene muy pocos datos. El SARS-CoV-2, causante de la pandemia que ha infectado a más de 3.8 millones de personas en el mundo y causado más de 270.000 víctimas, no es una excepción.

Para explicar cómo un virus infecta a otro ser vivo podríamos pensar en el funcionamiento de una llave y una cerradura. El virus posee en su superficie una “llave molecular” capaz de abrir una “cerradura” localizada en la célula y así colarse en su interior.

Sabemos que la “llave” es la proteína S de la superficie del virus, que se une a un receptor en la membrana de nuestras células (la “cerradura”) denominado enzima conversora de la angiotensina (hACE2), que regula la presión arterial.

sistema-inmune-del-cuerpo-1100x408

Sabemos también que, una vez dentro, el virus “secuestra” la sala de máquinas de nuestras células y la obliga a trabajar en su propio beneficio.

Además, recientemente ha sido descrito con gran detalle el mecanismo de entrada del virus a las células, desentrañando las claves sobre su infectividad y evasión del sistema inmunitario

Cuando las defensas nos dañan

Cada día entramos en contacto con potenciales agentes infecciosos de muy diversa naturaleza, desde virus y bacterias hasta hongos o helmintos. Gracias a la respuesta de nuestro sistema inmunitario, dividida en respuesta innata y adaptativa, podemos hacerles frente.

El sistema inmunitario innato se encarga de hacer frente de manera rápida a cualquier posible patógeno con el que entremos en contacto, independientemente de su naturaleza y en apenas 96 horas. Lo cual, en muchas ocasiones, resulta más que suficiente para eliminar la amenaza.

Esta inmunidad innata está mediada por elementos solubles y células como las Natural Killer o los macrófagos, siendo estos últimos responsables de la denominada “tormenta de citocinas”. Las citocinas actúan como “mensajeros”, ayudando y coordinando la respuesta inmunitaria. Sin embargo, cuando se producen de manera excesiva, provocan que el sistema inmunitario se descontrole.

El problema radica en que esas citocinas inducen la permeabilización de las paredes de los vasos sanguíneos, permitiendo el paso de las células a los tejidos para que luchen contra la infección. Cuando se producen en avalancha, los pulmones se llenan de líquido, disminuye la presión arterial y provoca que se originen trombos

trombosis-stent-1200

Esta barrera natural está formada por una compleja red de células y moléculas distribuidas por todo el organismo y, como asegura el doctor Melchor Álvarez de Mon, catedrático de Medicina de la Universidad Alcalá de Henares, “el sistema inmune es una armadura muy eficiente”.

Es fundamental tener una vida saludable para cuidar de nuestro sistema inmune, ya que nos permite hacer frente a los virus, bacterias, toxinas u otras infecciones.

Aunque no seamos conscientes, nuestro estilo de vida puede afectar a su funcionamiento.

La falta de sueño, una dieta desequilibrada, altos niveles de estrés, una vida sedentaria o incluso la exposición a agentes contaminantes pueden afectar de una manera negativa a nuestra salud. Es fundamental buscar el equilibrio y corregir estos malos hábitos, para reducir nuestra vulnerabilidad a padecer alergias o infecciones

El sistema inmune se compone de la inmunidad innata y la adquirida. Cuando algo dañino nos invade, nuestras defensas reaccionan y generan una respuesta. La innata es la primera que actúa (horas y días), y lo hace de una forma rápida e inespecífica desde el reconocimiento de un agente extraño, protegiéndonos de patógenos. La adquirida es capaz de ofrecer una respuesta específica, mediante la producción de anticuerpos contra los antígenos del agresor y generar una respuesta específica frente a cada agente. Así, la eficacia de la respuesta inmune se sustenta en el funcionamiento coordinado de todas sus piezas.

“Es fundamental que equilibremos y corrijamos los malos hábitos, para no ser vulnerables a alergias o infecciones”.

La inmunidad adquirida se caracteriza por tener memoria inmunológica, lo que le permite identificar un patógeno y atacarlo la próxima vez. Respecto a la innata, que hasta hace poco se creía que no tenía memoria, se ha observado una respuesta más rápida y ajustada ante un desafío infeccioso posterior. A esta memoria que adquiere, se le ha llamado inmunidad entrenada. Para mantener esta respuesta de la inmunidad innata se dispone de vacunas vivas y compuestos de origen microbiano.

Las vacunas activan a las células de la inmunidad innata desencadenando los mecanismos de inmunidad entrenada y protegiéndonos frente a otros patógenos, además de los que ya incluía la propia vacuna.

Los compuestos de origen microbiano están formados por familias de polisacáridos y glúcidos y están presentes en ciertos tipos de hongos, como los del género Cándida. Precisamente de la pared de Candida utilis se obtiene un α-glucomanano que combinado con una proteína de semillas de Glycine max (soja) dan lugar a AM3®, tecnología patentada por Cantabria Labs.

Un estilo de vida saludable junto con Inmunoferon (AM3®), gracias a su contenido en zinc y vitamina D, contribuyen a tener un sistema inmune entrenado y a punto frente a cualquier situación.

FUENTE:

https://www.diariomedico.com/medicina/autocuidado/como-poner-el-sistema-inmune-punto-y-en-forma.html

https://www.salud.mapfre.es/cuerpo-y-mente/habitos-saludables/como-fortalecer-nuestro-sistema-inmunologico/

https://theconversation.com/el-sistema-inmune-contra-el-sars-cov-2-victimas-del-fuego-amigo-137823

 https://www.salud.mapfre.es/media/2016/11/sistema-inmune-del-cuerpo-1100×408.jpg

About The Author